Candente

Cómo participar en una orgía sin morir en el intento

¿Por qué hay que limitar el placer a 2 personas? ¿O a 3? Sí, sabemos que hacer un trío no es la cosa más fácil del mundo y que hacerlo con más de 2 personas lo es menos. Pero, como siempre te decimos, no hay que limitar el placer. Así que hablemos sobre cómo hacer una orgía (sin morir en el intento).

Al pensar en orgías seguramente te vengan a la cabeza escenas que hayas visto en las películas y webs XXX. Y quizás estas no sean el mejor ejemplo, ya que están un poco alejadas de la realidad. Por eso hoy queremos hablar de las orgías de carne y hueso, esas en las que tú puedes participar.

Cómo empezar una orgía

Es totalmente normal que no sepas ni por dónde empezar. ¡Esto no es algo que pase cada día! ¿Cómo busco gente para hacer la orgía? ¿Cómo les hago la propuesta? Cuando estamos en el sitio, ¿cómo empezamos?

Cada persona es un mundo, y no hay fórmula mágica que pueda aplicarse a la hora de hacer una orgía. Además, hay muchísimas variables que debes tener en cuenta: cómo estás emocionalmente, si quieres hacerlo con gente conocida o no… Pero hay 3 pasos iniciales en los que te podemos echar una mano 🤗

1. Elige las personas

Aunque hay gente que prefiere hacerlo con personas desconocidas, una recomendación: si puedes elegir a las personas, mucho mejor. Seguramente te sientas más a gusto, sobre todo si es la primera vez.

Así que, como ejercicio número 1, te proponemos hacer una lista de gente por la que sientes o podrías sentir atracción. Cuando la termines, ve tachando aquellas personas que crees que nunca harían una orgía. ¿Listo? Estas son las personas a las que escribir o llamar. Hazlo, porque por telepatía nunca lo conseguirás. Y quién sabe si tú estás en su lista 😏

Consejito: Si en tu lista hay amig@s, haz una lista de pros y contras para valorar si la experiencia os compensa.

Si no acabas de verlo claro, hay otras opciones. ¡No te rindas a la primera de cambio! En internet puedes encontrar desde locales para hacer orgías hasta grupos abiertos en redes sociales o WhatsApp. Investiga un poco y elige según tu criterio: que haya normas, una persona de contacto… ¡Lo que necesites para tener confianza!

2. Cómo propongo una orgía con gente conocida

De nuevo, no hay frase que valga para todo el mundo. Para hacerlo debes tener en cuenta la relación que tienes con la otra persona. Aun así, haya más o menos confianza o menos, debes plantearlo poco a poco. Interésate por su vida, sácale tema de conversación y lánzate. Pero hazlo con un mensaje natural, en el que entienda que no eres un/a salid@, que simplemente quieres experimentar algo nuevo y que has pensado en esa persona.

3. Cómo llegar y qué hacer en el sitio donde se va a hacer la orgía

Si lo pensabas, desengáñate: esto no es llegar y besar el santo. El proceso de adaptación es esencial. Ir a cenar, a un bar o a una disco son las opciones más recurrentes en estos casos, ya que ir al grano puede ser muy incómodo. A partir de aquí, tienes que imaginártelo como un encuentro con colegas o gente con la que hablar tan normal (sin la necesidad de hablar de sexo).

Leer más: Ricky Martin sorprendió con candente portada de revista +Foto

Quita tensión al tema hablando de temas cotidianos: música, gastronomía, baile… Como si fuera una cita, lo único que con más gente. Poco a poco, id subiendo el tono de la conversación. Si no os sale de por sí, podéis recurrir a juegos de mesa subiditos de tono, aplicaciones de móvil pensadas para hacer verdades o retos o directamente hacer preguntas sexuales con las que, seguro, no faltarán las risas. ¡La temperatura subirá como la espuma!

Qué hacer en una orgía

1. ¡Rompe el hielo! Juegos para hacer una orgía:

Como en todo juego, el calentamiento es clave. Tanto para no lesionarse como para disfrutar muchísimo más, dos objetivos importantísimos a la hora de hacer una orgía.

Sea o no con gente conocida, romper el hielo con un juego es muy fácil y eficaz. Algunas ideas para subir la temperatura: podéis empezar jugando a la oca erótica, al strip poker o inclusi al famoso Twister 😱 Sí, ese juego con el que te divertías de peque. Puede resultar muy erótico si jugáis sin ropa 😉

Si queréis que haya más contacto y aprovechar para relajaros, el body painting es la respuesta. Pintar vuestros cuerpos con una pintura especializada como la de Shunga os pondrá muy a tono. Y si no lo acabas de ver claro, ¿por qué no probáis con una cadena de masajes eróticos y aceites especializados?

Otro juego en el que la vergüenza no tiene lugar y los sentidos son los protagonistas es el cuarto oscuro. Al desactivar el sentido de la vista vuestras sensaciones se disparan, por lo que entrar en la dinámica quizás te resulte mucho más sencillo. Si no quieres caer en la tentación de abrir los ojos, hazte con un antifaz y asegúrate de que todo fluya sin que nada influya.

2. Experimenta cosas nuevas

En las orgías, al haber más de dos personas, se presenta la ocasión perfecta para probar cosas nuevas: hay tantos gustos como personas, ¡aprovéchalo!

Una práctica que suele estar muy presente, más allá de hacer juegos o masajes eróticos, es el BDSM (atar, dominar, disciplina, sumisión, sadismo y masoquismo). Imagínate atar o que te aten con unas buenas cuerdas de restricción. ¡Y no solo a una persona! 🙈

¿Y qué nos dices de disfrutar o repartir unos azotes no solo con las manos, sino también con una paleta especializada? Suena excitante, ¿verdad? Y, para contrastar algo tan intenso como son los azotes, no olvides cuidar a tus compis haciéndoles caricias con las manos o con un plumero.

La comunicación es muy importante en una pareja, así que ¡imagínate en una orgía! Pero, para comunicarse, a veces no hace falta hablar. ¡Está sobrevalorado! Así que, a la que todo vaya rodado, puedes incorporar una mordaza con la que jugar y disfrutar de la dominación será mucho más sencillo.

Y, si lo que prefieres es tener un kit con todo lo esencial para sacar vuestro lado más salvaje, te presentamos a SAO. ¡Lo tiene todo y podrá usarlo todo el mundo!

3. Incorpora juguetes

Vayamos a por el tercer nivel. Ahora que habéis roto el hielo y habéis jugado a disfrutar a un nivel más salvaje, es la hora de estimular vuestras zonas más íntimas. Después de estos dos pasos ¡estaréis deseándolo! Ya sea con vuestros propios cuerpos o con vibradores, dildos vaginales o anales y masturbadores para pene. Eso sí, ¡siempre con protección!

Para hacerlo, tienes dos opciones:

Si lo que quieres es disfrutar de la escena en sí mientras te estimulas o te estimulan con tu juguete favorito, no dudes en llevarlo. Además de que tu excitación estará por las nubes, te ahorrarás explicaciones sobre cómo te gusta que te estimulen. Aunque, dejarlo a la improvisación siempre es bueno para que te sorprendan y descubrir sensaciones que desconocías.

Pero, si quieres compartir el placer que te regala tu juguete con la gente de la sala o descubrir el potencial de los suyos, es extremadamente importante que contéis con preservativos o barreras de látex para evitar intercambiar fluidos y con ello las infecciones de transmisión sexual.

Sea con un vibrador vaginal como Syl, un vibrador de estimulación externa como Diva o uno anal como Cucolos preservativos/barreras de protección son un básico. Y otra cosa esencial es cambiarlos cada vez que se penetra a una persona/zona del cuerpo distinta.

Y, puestos a pedir, lo ideal sería que todo el mundo lleve sus pruebas de detección de ITS al día.

Respecto a la estimulación externa…

Quizás quieras acariciar otras partes del cuerpo (brazos, muslos, pies…) con un vibrador diseñado para estimulación externa como Neo Plus o Diva. Pero ¡ojo! Porque con la emoción del momento puede ser que no te des cuenta y la otra persona o tú podéis tener llagas y, de nuevo, podríais intercambiar fluidos y contraer la sífilis, por ejemplo.

En definitiva, lo mejor es que cada persona tenga su juguete.

Ahora, solo queda el último paso: dejarte llevar y disfrutar de la experiencia. ¿Quién sabe cuándo se volverá a repetir?

Cosas que debes tener en cuenta en una orgía

1. Consentimiento: Parece algo muy básico, pero es importante. Ya sea con tus amig@s o gente desconocida en un local para tener sexo en grupo, se necesita que tod@s l@s participantes estén de acuerdo.

No tienes por qué estar de acuerdo con todas las prácticas que vayan a realizarse, por eso es importante definir antes ciertos límites. Además, cuando hay un grupo de personas en el acto sexual, es más fácil sentir presión y que tus decisiones se vean influenciadas. Estableced un contrato con normas, para que sea una práctica segura y placentera para todo el mundo.

2. Palabra de control: Antes de poneros manos a la obra, elegid una palabra clave para saber cuándo parar si algo no os gusta. Si tenéis algo en común como, por ejemplo, que os gusta el fútbol, ¿por qué no usáis el término falta, amarilla o roja? 🙈

3. Lubricante, preservativos, barreras de látex: Por si todavía no te lo habíamos dicho, la protección es lo primero. Recuerda no usar el mismo preservativo para diferentes penetraciones o sexo oral.

Y quizás no lo habías pensado, pero, si tienes alergia al látex y estás en un local, una opción es ponerte una pulsera para avisar o simplemente usar preservativos de poliuretano.

4. Si tienes pareja, venga o no, hablad antes de ir a la orgía, sobre todo de los límites entre vosotr@s. Definid si participáis l@s 2, si lo hacéis a la vez o por separado…

5. Hidratación: No es broma. Las orgías suelen ser largas y calurosas, procura hidratarte durante la sesión. Zumos o agua irán bien.

6. Tiempo: En una orgía uno de los “problemas” es el tiempo. Si llevas 2 horas realizando penetración, por ejemplo, es más fácil que se produzcan heridas en los genitales y eso significa más facilidad de contraer ITS. Así que, aunque pueda parecer muy tonto, te aconsejamos, ponerte una alarma en el móvil o algo para gestionar la duración de la orgía.

Nota importante: En muchas de las orgías, sobre todo las que se hacen en locales, se consume alcohol o sustancias que alteran la percepción. Si decides acudir, intenta evitar encerrarte en saunas o meterte en piscinas privadas bajo sus efectos.

La orgía no es misión imposible. Es una realidad de la que tú puedes disfrutar. ¡Y mucho! Porque ahora ya tienes todos los consejos que necesitas 😉

Con información de: Platano Melón


Visítanos en Twitter e Instagram

Comentarios